lunes, 28 de febrero de 2011

ALEKSANDAR MILOSEVIC - POETA SERVIO - [Traducidos del sueco al castellano por Cecilia Valdés Miranda].




NO QUIERO ODIAR.

Dolido
por las hojas caídas
que cubren la tierra.
Odio al viento 
que arranca las hojas
de las ramas del árbol.

Dolido por las flores
que, marchitas, yacen 
esparcidas sobre la tierra.
Odio al sol
que quema a las flores.

Dolido por los peces
que se asfixian,
con sus cuerpos hundidos
en el lodo.


Odio al río

que inunda la tierra.

Dolido por las aves
que, en su largo vuelo,
abonan la tierra.
Odio a los bárbaros
que destruyen sus nidos.


MI TIERRA FLORECIENTE.

Hoy te amo
mucho más que ayer.
Por ello, un día,
de amor 
explotaré.

Ahogado en mis propias lágrimas.

Yo mismo no sabía
cuán profundo
estás en mí,
cómo tus raíces
se han extendido.

Tierra floreciente,
hecha por mí,
dispuesto a dar plantas,
frutos,
la vida.


Belgrado, 1969-1970.


ASÍ NO PUEDE CONTINUAR.

Alguien dijo que somos asfalto
para ser pisoteado.

Y así fue.

Alguien dijo que nos obligarían 
a estados duros.

Y así fue.

Se dijo que nos lavarían
el cerebro.

Y así fue.

Pero, !Alto señores!
!Déjennos vivir en paz!

Cuiden sus propias ovejas negras,
nosotros tenemos nuestros pastores
para cuidar las nuestras.






Jag vill inte hata

Sörjer över fallna
löv,
som täcker jorden.
Jag hatar vinden,
som sliter löv från
trädens grenar.

Sörjer över blommor,
som vissna
ligger utspridda
över marken.
Jag hatar solen,
som bränner blommor.

Sörjer över fiskar,
som kvävs
med kroppar nedsänkta
i gyttja.
Jag hatar floden,
som dränker jorden.

Sörjer över fåglar,
som genom sin långa flykt
gödslar jordens marker
med sina själar.
Jag hatar huliganer
som river deras bo.

Stockholm 1998

Så skall det inte förbli

Någon sa att vi är asfalt,
som skall trampas ner.

Och så blev det.

Någon sa att vi skall
tvingas i hårda former.

Och så blev det.

Det sas att vi skall
hjärntvättas.

Och så blev det.

Men stanna, mina herrar!
Låt oss leva i fred.

Ta själva hand om era svarta får,
vi har våra herdar,
som skall ta hand om våra.

Helsinki 2000

Frodig jord

Idag älskar jag dig
mera än i går.

Därför skall jag
en dag
sprängas av
min kärlek.

Drunka i egna tårar.

Du skall aldrig veta,
hur ofta jag sträcker
mina händer mot dig.

Själv
visste jag inte,
hur djupt du finns i mig,
hur dina rötter har
spridit sig.

Gjorde av mig,
frodig jord,
beredd till växt,
frukter,
livet. Belgrad 2009

biografia:
Aleksandar Milosevic


Jag är läkare och har jugoslavisk, finsk och svensk läkarbehörighet.
Jag är medlem av Serbiska, Svenska och Finska författarföbundet.
Jag började skriva poesi på 60-talet och prisbelönats vid flera poesi-festivaler.





http://www.poetasdelmundo.com/verInfo_europa.asp?ID=7191

jueves, 17 de febrero de 2011

ANTONIO ARROYO SILVA



CABALLO DEL FULGOR

             1
Caballo del fulgor,
tú eres mi luz azul.

Sueña mi otra muerte
de caballero adarga en ristre,
tuerto de tanto entuerto, exhausto de sentido:
no saber qué osamenta se le oxida
a la triste figura del espejo,
no saber que morimos del hastío
en la contienda, que de gozo nacemos
para morir de ausencia, sin subir
a tu grupa, Pegaso de la vida.

Más allá no hay abismo
de partida,
el horizonte es el punto.
2
Hasta el mar del nacer
que cabalga la sangre
tu voz en mis palabras:
Que se haga carne
hacia el grito que espanta tu aleteo
que boga por la Estigia de mí mismo
más allá del no ser agazapado.

Tu caricia fugaz de tan eterna
enciende el estallido de la aurora
en esta cárcel cóncava del ser.

3
A entender el lenguaje del destello
con el hálito fértil del conjuro,
llévame a tu espuma,
deslumbra mi conciencia de encontrarme.
Caballo del fulgor,
                                        apágame los ojos.
EL OLVIDO

Tejedora Penélope,
tu perfección fugaz araña ocasos
pues la meta del necio transeúnte
no es llevar a tu tálamo la aurora.


Sólo el insomne intuye de ese eclipse
que el dulce farallón es desenlace,
y espera de su azúcar tu conjuro:
el gesto bajo el muslo proceloso
que reclama al deseo su espesura,
su estrechez de raíces.


Tejedora Penélope,
desteje perfección.
No llega. Poco importas
no pisar el sendero de otro Ulises
sino hacer un tapiz para el olvido.



T.S. ELIOT
In my beginning is my end (….)
In my end is my beginning(…)

Más allá es más acá.
Todo se va, mas llega su partida
a un regreso que llega a mi principio.
Si no estar es la espera del deseo,
estar es el deseo de la espera.

Más acá es más allá. Tu pensamiento
es el mío, poeta que pisara
la sombra de un tercero que fui yo
con desarraigo audaz de mi raíz,
con tu raíz que sufre desarraigo,
trashumancia del ser hacia la hierba.

Tu presencia es pasado no nacido
y un futuro que acaba en la ventana
de cualquier horizonte proceloso.
Más allá de la lluvia, más acá
de la ausencia me miro con tus ojos
y veo la mirada taciturna
que le duele a mi vida T.S. Eliot.


TODOS MIS NOMBRES

Dime que eres  il Re dei pescatori
que se lleva las ánimas que pacen la escollera
a vagar por tu luz de mar antiguo.

Dime que eres la tierra yerma,
la tierra fértil, eres
la lluvia blanca, Eliot de la lluvia
que azulea ceniza
y amarillea el trigo.

Eres el estallido rojo de Ezra Pound
que soñara el letargo
del nómada arcoiris.

Dime que eres el  vaso en la mente de Basho,
la planta del banano
que añora vasallaje.
La paz de aquel Octavio imperator del destello
que siembra las aceras del lenguaje
con la semilla tuya. Carlos Edmundo
buscando vellocinos sin las calles del verso.

Dime todos los nombres,
cuéntame sus naufragios, sus heridas.
Así te llamas. Eres mi heterónimo.

EL PRINCIPIO
I
¿De dónde viene el hábito mordaz
de morderte la lengua en el instante
del recuerdo? ¿De dónde la escollera
que le sigue al olvido cuando pisas
la evidencia de ser tu propio hálito?


No calles aunque duela decir lluvia.
Aunque caves la tumba del lenguaje,
llegará otro lenguaje de otra lluvia.
Y si cavas en ti saldrás tú mismo
a sembrar tu agujero de luciérnagas.


¿De dónde viene el hábito mordaz
de cegar tu mirada con palabras?

II

No mires hacia atrás.
la ventana encendida
ya no espera.


Piérdete en el sendero
y no mires atrás,
que si miras la lluvia
serás la misma lluvia
de un lenguaje vacío.


Escarba un socavón
en tus palabras
donde yazgan mis huesos
de luciérnaga.

III

Te fuiste con la niebla a engañar a tus ojos
buscando otra mirada.

Te fuiste con la luz a cazar mariposas
y cazaste tus ojos.

Felonía del ser: asumir su fulgor.
renegar de su sombra.

* * *
Sobre Antonio Arroyo Silva

Por Luis León Barreto
Este profesor de instituto –ejerce en Guía- nació en Santa Cruz de La Palma en 1957. Licenciado en Filología Hispánica por La Laguna, intervino en tertulias en el ateneo, en recitales en el Paraninfo, en revistas diversas. En 1984, con el novelista Roberto Cabrera, músico del grupo de jazz Gato Gótico, y la también poeta y música Olga Luis Rivero, crea la revista La Menstrua Alba. En 1991 publicó su primer poemario, Metamorfosis, en la revista Azul, texto que fue elogiado por el crítico Jorge Rodríguez Padrón. Su libro más reciente, Esquina Paradise, publicado en 2008 por El Vigía Editora, nos trae sus versos desgarrados, rotos, que son un vómito de luz. Para él escribir es algo imprescindible, una lucha sin cuartel con el lenguaje, esa desazón, esa alegría vinculada a la vida. Luis Feria, Carlos Edmundo de Ory, Rafael Arozarena, Valery, Manuel Padorno, Domingo Rivero, Alonso Quesada son sus nombres imprescindibles para acotar la vida que sale al paso, con sus continuas metamorfosis. Estima Roberto Cabrera que este autor es voz y paisaje, lengua viva y profunda donde el silencio se hace signo.


sábado, 29 de enero de 2011

Poemas de Omar Lara

Omar Lara (Chile, 1941)



OMAR LARA, es uno de los más importantes poetas chilenos actuales, nacido en Nueva Imperial, Chile, en 1941. Ha publicado una veintena de libros, entre ellos: Los Buenos Días, Serpientes, Memoria, El viajero Imperfecto, Islas Flotantes, Vida Probable, Fuego de Mayo, Bienvenidas calles del Perú, Voces de Portocaliu, La Nueva Frontera, Delta, Papeles de Harek Ayun. Traductor del rumano, labor que ejerce a partir de su exilio en Bucarest, entre 1974 y 1981 (exilio que lo llevó antes a Lima y luego a Madrid), ha traducido a Mihai Eminescu, Al. Macedonsky,  Ion Barbu, Gellu Naum, Geo Bogza, St. A. Doinas, Ion Caraion, Marin Preda, Eugen Jebeleanu, Maria Banus, Dinu Flamand, entre otros escritores rumanos. Editoriales rumanas, españolas, mexicanas, chilenas y peruanas han publicado varias de sus traducciones y una de ellas,El Ecuador y los Polos, de Marin Sorescu, mereció el Premio Internacional de Poesía Mística Fernando Rielo, Madrid 1983. Del mismo Sorescu en Mexico se publicó El Centinela de la Galaxia(2007). Algunas  distinciones recibidas por el poeta son el Premio Casa de las Américas (La Habana, 1975), la Beca de Creación John Guggenheim (1983), la Medalla Mihai Eminescu, que concede el Gobierno de Rumanía (2001), la Medalla Presidencial Centenario Pablo Neruda (2004). En su calidad de director de la Revista Trilce, recibió el Premio de la Sociedad de Escritores de Chile 2006, que conceden los ex presidentes de la entidad. En 2007 obtuvo el Premio Nacional de Poesía Fernando Santiván, el Premio Casa de América de Poesía Americana (Madrid) y el Premio Internacional de Poesía Ciudad de Trieste (Italia). En 2009 fueron publicados sus libros Foto&Grafia (Chile), Vida, Toma mi Mano (Cuba); Argumentos del Día. Antología Personal, (México), La tierra prometida (España) y la antología Prohibido asomarse al interior (Chile). En junio de 2009 recibió el Premio Internacional Ovidio de Traducción de la Unión de Escritores Rumanos.





IMAGEN OLMECA


Me gusta esa mujer
con las rodillas juntas
y los brazos cruzados
y los ojos cerrados
y la cabeza gacha
y la mollera cruda

Yo voy a esa mujer
con las rodillas juntas
y los brazos cruzados
y los ojos cerrados
y la cabeza gacha
y la mollera cruda
yo voy a esa mujer

¿Ha pensado en el sueño
de abrirnos las rodillas
de descruzar los brazos
de despertar los ojos
de elevar la cabeza
de ardernos la mollera?

Me gusta esa mujer

Yo voy a esa mujer
tiene un ala y yo tengo
la  garra

yo sueño esa mujer
pareciera
que a veces
también ella
                     me sueña.










ENCUENTRO EN PORTOCALIU



En ese tiempo yo corría detrás de una sombra.
Desde el décimo piso en el barrio de Drumul Taberei
yo miraba a través de un niebla caliente,
a través de una humedad humosa,
a través de las reverberaciones de agosto
una figura venía caminando
desde la parada de autobuses.
Una figura parecía dirigirse hacia mí,
yo la veía perfectamente desde el décimo piso
en el barrio de Drumul Taberei:
era la odiada figura conocida,
su aborrecible rostro estaba ahí y su pelo
que el sol no incendiaba y con él todo su cuerpo.
Yo miraba petrificado la escena,
los indolentes pasos y su entorno:
árboles, cosas en movimiento, el asfalto que el sol
ondulaba.
Yo miraba esa escena con su centro precioso...

En esos tiempos yo escribía un poema titulado
“Encuentro en Portocaliu”,
era necesario encontrarme rápidamente
porque –pensaba yo- ¿la poesía para qué puede
servir sino para encontrarse?
Eso fue después de escribir muchas cartas
preguntando
¡dónde estoy? Nadie sabía donde estaba
y no podían decírmelo,
de modo que empecé a decir a diestra y siniestra
protégeme con algo el corazón.
Protégeme con algo el corazón
seguía repitiendo
y como no me entendían
comencé a escribir unos poemitas insidiosos
relativos al río Dimbovitza,
relativos a la columna del infinito,
relativos al plan quinquenal.
Hasta que un día en Portocaliu.

Un día en Portocaliu
(en Portocaliu hay un sol amarillo como cáscara de
naranja)
una tarde en Portocaliu
(en Portocaliu hay unos grandes pájaros con dos patas
larguísimas y picos en forma de corazón)
una noche en Portocaliu
(estaba escrito que no te encontraría
en Portocaliu
pero guardo el recuerdo de esa espera y huellas
de picotazos en forma de corazón).



          UNA ISLA EN EL AMAR


Estaba en el lecho como en el mar
ella se mecía semihundida
yo la llenaba de algas de espuma de medusas
yo la llenaba la cercaba
preparaba mi desembarco
ella era una isla en el amar
una isla toda rodeada por su piel
ella parecía llamarme pero dudo
y sin embargo preparaba con cautela
mi desembarco repentino.
Mi mirada no era muy veloz
era lenta era oscura era una barca encallada
era una barca encanallada
que no llegaba jamás
tendría que llevar mi mirada personalmente.
estaba en el mar como en un lecho
yo me envolvía en su respiración
yo nadaba como acariciando
esa islita toda rodeada de mí.



JUGADA MAESTRA



Ya ni te pido que descanses, pequeñísima
impostergable mujer mía.
Porque esta broma del amor, esta
jugada maestra de sentirnos necesarios
ha ganado terreno, nos ha solicitado sabiamente:
nos hemos vuelto locos.

Hemos resuelto que esto es el amor.
Sólo falta saber cóm lo utilizaremos
de qué buena manera para todos
y antes que sea demasiado tarde.

 Gran Himalaya

Es un hecho que no subiré jamás a las cumbres del Gran Himalaya;
está escrito que los hombres allí se vuelven dioses
y el poder temible de la naturaleza disminuye a los seres: sus pasiones,
a una blanda indolencia.
Pero yo no subiré al Gran Himalaya,
tropezaré con las piedras del camino,
me embriagaré con deleznables licores,
seguiré maldiciéndome con ternura.

Encuentro en Portocaliu

En ese tiempo yo corría detrás de una sombra.
Desde el décimo piso en el barrio de Drumul Taberei
yo miraba a través de una niebla caliente,
a través de una humedad humosa,
a través de las reverberaciones de agosto
una figura venía caminando
desde la parada de autobuses.
Una figura parecía dirigirse hacia mí,
yo la veía perfectamente desde el décimo piso
en el barrio de Drumul Taberei:
era la odiada figura conocida,
su aborrecible rostro estaba ahí y su pelo
que el sol no incendiaba y con él todo su cuerpo.
Yo miraba petrificado la escena,
los indolentes pasos y su entorno:
árboles, cosas en movimiento, el asfalto que el sol
ondulaba.
Yo miraba esa escena con su centro precioso...
En esos tiempos yo escribía un poema titulado
"Encuentro en Portocaliu",
era necesario encontrarme rápidamente
porque -pensaba yo- ¿la poesía para qué puede
servir sino para encontrarse?
Eso fue después de escribir muchas cartas
preguntando
¿dónde estoy? Nadie sabía donde estaba
y no podían decírmelo,
de modo que empecé a decir a diestra y siniestra
protégeme con algo el corazón.
Protégeme con algo el corazón
seguía repitiendo
y como no me entendían
empecé a escribir unos poemitas insidiosos
relativos al río Dimbovitza,
relativos a la columna del infinito,
relativos al plan quinquenal.
Hasta que un día en Portocaliu.
Un día en Portocaliu
(en Portocaliu hay un sol amarillo como cáscara de naranja)
una tarde en Portocaliu
(en Portocaliu hay unos grandes pájaros con dos patas
larguísimas y picos en forma de corazón)
una noche en Portocaliu
(estaba escrito que no te encontraría
en Portocaliu
pero guardo el recuerdo de esa espera y huellas
de picotazos en forma de corazón).

Poderío

Atravesamos muros
y vemos debajo del agua
hablamos con seres de otras edades
y adivinamos el porvenir
encontramos una aguja en un pajar
y la perdemos
oh dios.


Muerte de un cangrejo joven

Toque de queda
Quédate
Le dije
Y la toqué.

martes, 28 de diciembre de 2010

GEO BOGZA (1908) poeta rumano - Traducción: Omar Lara

Canto de rebeldía, de amor y de muerte

                                       I

Existe un ovoide primordial, amasado por la vida
más hondamente por la muerte,
un camino entrelíneas cósmicas e hirientes,
resucitando en la memoria de los huesos
la emoción dolorosa del regreso
allá donde se ha plasmado el mundo y donde viene
de nuev a perpetuarse y morir,
óvalo de mujer, vientre, océano y nebulosa
una estrella maléfica, noche tras noche, en el sueño
de las criaturas surge,
y el pájaro mismo de la desesperación recibe el saludo
de las nuevas columnas de condenados,
quienes con las miradas ardidas por las llamas
recorrerán  los continentes extraños del amor
nostálgico y exasperado
y herirán sus rodillas con las ásperas aristas de la
arenisca,
y así tocar con su frente rebelde e incendiada
todas las gradas por las cuales subió desde el infierno
la virgen amarilla pariente de los grandes desastres
del amor.

domingo, 5 de septiembre de 2010

Tribulación (G. Mistral)

En esta hora, amarga como un sorbo de mares,
Tú sosténme, Señor.
¡Todo se me ha llenado de sombras el camino
y el grito de pavor!
Amor iba en el viento como abeja de fuego,
y en las aguas ardía.
Me socarró la boca, me acibaró la trova,
y me aventó los días.

Tú viste que dormía al margen del sendero,
la frente de paz llena;
Tú viste que vinieron a tocar los cristales
de mi fuente serena.
Sabes cómo la triste temía abrir el párpado
a la visión terrible;
¡y sabes de qué modo maravilloso hacíase
el prodigio indecible!
Ahora que llego, huérfana, tu zona por señales
confusas rastreando,
Tú no esquives el rostro, Tú no apagues la lámpara,
¡Tú no sigas callando!

Tú no cierres la tienda, que crece la fatiga
y aumenta la amargura;
y es invierno, y hay nieve, y la noche se puebla
de muecas de locura.

¡Mira! De cuántos ojos veía abiertos sobre
mis sendas tempraneras,
sólo los tuyos quedan. Pero se van llenando,
de un cuajo de neveras...

viernes, 20 de agosto de 2010

FLORIANO MARTINS 1951 poeta brasileño

Floriano Martins nació en Fortaleza, Brasil, en 1957. Poeta, editor, ensayista y traductor. Se ha dedicado, en particular, al estudio de la literatura hispanoamericana, sobre todo respecto de la poesía. Dirigió el diario Resto do Mundo (1988/89) y la revista Xilo (1999). En 2001, por invitación de Soares Feitosa, creó el proyecto Banda Hispânica, banco de dados permanente sobre poesia en español, integrado al sitio virtual Jornal de Poesia. Crítica sobre su obra, así como entrevistas y textos suyos de poesía o sobre música y plástica se han publicado en Brasil y el extranjero. Como artista plástico ha participado en diversas exposiciones. Es autor, además de los de otros géneros, de los siguientes libros de poesía:

Cinzas do sol. Mundo Manual Edições. Rio de Janeiro, 1991; Sábias areias. Mundo Manual Edições. Rio de Janeiro, 1991; Tumultúmulos. Mundo Manual Edições. Rio de Janeiro, 1994; Alma em chamas. Letra & Música. Fortaleza, 1998; Cenizas del sol (poemas y esculturas, edición trilingüe: portugués, inglés, español, con el escultor Edgar Zúñiga). Ediciones Andrómeda. San José, Costa Rica, 2001; Extravio de noites. Ed. Poetas de Orpheu. Caxias do Sul, 2001; Estudos de pele. Editora Lamparina. Rio de Janeiro, 2004.



Tu mirada esbozaba un extraño destino en la piel de mi sueño
Carbón afligido por repetidas noches incomprendido
Mensaje expulsándome del sitio en que me encontraba
preso en las geometrías de nuestros llantos silenciosos
de los sinónimos retorcidos en las líneas verticales del pasado
Tú me entregaste las rectas que nunca hicieron
parte de mí y sí de las rejas de tu abandono
Y  en cuanto más esbozas la ausencia de tus pequeños trucos
yo me dejo atraer por esos recursos famélicos del día
la línea falaz del horizonte detrás de las ruinas urbanas
la cascada metálica de las ansiedades     la catedral del silencio
suspendida en pleno centro de la nada
Y por más que intente salir de ti allí te encuentras una vez más
como una incógnita que no se agota
accidente que represa mi alegría de vivir
Y por más que yo no me entrego al reverso de lo cotidiano
–a la corriente que disloca las demandas intrínsecas–
fueron invertidos nuestros papeles     Somos uno los trazos del otro
y creamos el otro dentro de nosotros     con los meros garabatos
que los ojos extraen de la amalgama de la realidad
El mercurio que separa el oro de la arena separa el alma que vaga
en la suela de los pies sonámbulos     Aunque gasto el mecanismo
no encierra su jornada     Buscar las huellas más profundas
y la riqueza del carbón sobre una hoja de día claro

TALLER DE LECTURA DIRIGIDO POR LA POETA VERÓNICA ZONDEK EN LA CORPORACIÓN CULTURAL DE VALDIVIA

TALLER MEDIADORES DE LA LECTURA EN LA UNIVERSIDAD AUSTRAL DE CHILE, VALDIVIA.

fotos visita manuel moraga

DÍA DEL LIBRO, LOS LAGOS, INAUG. BIBLIOTECA Y TALLERES EN LA ESC.FRANCIA Y LICEO A. BLEST GANA

DÍA DEL LIBRO EN RÍO BUENO

ANA ROSA BUSTAMANTE MORALES

ANA ROSA BUSTAMANTE MORALES
DESDE VALDIVIA UN BRINDIS POR EL POETA JUAN CAMERON QUIEN PROLOGÓ MI LIBRO Y LO PRESENTÓ EN VALPARAÍSO.

patria querida f. ubiergo

http://www.youtube.com/watch?v=Fam2dRuBR2g

Salvador Allende
Algo en forma de pez coleando se vino a mi cuerpo, un relámpago estalló universos adentro, una estrella de una punta se metió entre mis piernas, luego salió hecho un niño con ojos que miran, una boca que mama, unas manitos que indican, algo me va balbuceando ... mi asombro hasta hoy dura, por eso escribo, si quieres llamarlo, poesía ¡

ana rosa bustamante m.

¿Qué es la poesía?


Es tejer con el lenguaje la vida. Tejer lo que se te viene al alma, lo que se acerca con cautela a tus ojos, lo que te sorprende en la multitud donde todo se confunde, lo que golpea tu sien y te mantiene contemplando con la sangre de tu cuerpo y no entiendes. Poesía es el placer de enmarañar la pena y la dicha en un nudo vital, inevitablemente. Es encontrar en la eufonía del verbo cómo te destroza la piedra y cómo la brisa te agrieta la piel. Hacer canción con una materia de hilos emociones sin nombre que te surgen de un lugar incógnito o en un tembloroso párpado.

Cuando era una niña en Antofagasta olía las algas en la arena blanca de la playa y una transparencia única del agua, y hoy punzan partículas blancas pegadas a la piel de mis piernas, recuerdo el sonido del mar porque mi casa estaba cerca y ahora cuando escucho la lluvia, huelo sombras transparentes con un rumor a pez de brumas. Curiosamente, hilo con el mar el cielo, hilo casas de alerces imbricadas de desiertos, espejismos en la ruta, bajo grisuras calientes, ruinas de Huanchacas que esconden torreones Canelos, las carpas de los Changos con territorios de araucarias y lengas.

Poesía es lo que tú quieras, todo lo que yace en ti y en esta tierra, y tengas conciencia de qué puedes cambiar.


Ana Rosa Bustamante M.

Valdivia

CECILIA VICUÑA Poeta chilena (1948)

Maukie - the virtual cat

PATRIA QUERIDA F. UBIERGO.

http://www.youtube.com/watch?v=Fam2dRuBR2g